El efecto «comparecencia»

 

«Podemos imaginarlo todo,predecirlo todo,salvo hasta donde podemos hundirnos» Emile Michel Cioran

 

En nuestra forma de pensar,la mente de un alcohólico no cesa jamás de tramar. Todo lo tiene calculado,a pesar de ir anestesiado y «colocado»  casi todo el día.

Es como si la enfermedad nos desarrollara una parte del cerebro que nos proporciona una tremenda habilidad para el arte del engaño y la manipulación.

Entre las infinitas tretas está la de aparentar que se quiere pedir ayuda. Dicho así de este modo parece confuso,pero ese «aparentar» tiene su sentido:El enfermo,condicionado por los reproches y recriminaciones constantes,decide ir a ver a algún profesional o acudir a un centro (normalmente llevado de la mano por alguien) y pedir información,o en su defecto,si la visita es corta pese a que tenga un coste económico,aceptarla.

La intención es clara:poder decir: «¡Lo ves,ya he ido a donde me has dicho y no me ha ayudado en nada!

Especialmente suele pasar en los centros de tratamiento cuando acuden por primera vez o vienen con la intención de hacer el «paripé». De entrada suelen introducirse con un «sólo vengo a pedir información». Probablemente en el otro lado de la conversación,alguien se esforzará en trasmitirle la importancia que tiene un tratamiento para la gravedad de su enfermedad. A pesar de ello,éste comparecerá para poder demostrar a la pareja o familia que ha ido,pero como no tiene la intención de dejar de beber,muy probablemente no acudirá nunca más y en su defensa aludirá que estos «sitios» no son para él.

A eso,yo le llamo el «efecto comparecencia»,el teatro de hacerse el interesado por algo que en realidad no tiene la menor intención,sino que simplemente lo hace para acallar y suavizar el asfixiante entorno que le presiona.

Quien de verdad quiere recuperarse,no pone tantas dificultades y lo hace.[youtube]http://youtu.be/QX-5k83MYME[/youtube]

4 Comments

  1. Enrique Román Martinez en Facebook el 25 febrero, 2015 a las 8:04 am

    Buenos días, es cierto, esto ocurre, pero también algunas veces la cosa esta tan fastidiada que el/la enfermo/a se queda sin ninguna intención de rehabilitarse-recuperarse.Leer más ..

  2. Martin Cifre James en Facebook el 25 febrero, 2015 a las 12:46 pm

    He visto desfilar a tanta gente que no recuerdo en mi memoria, por eso con experiencia se intuye quien va en serio y quien esta por puro tramite, al principio te desfondabas con gente nueva para aconsejarles al llevar unos meses de antiguedad, dLeer más ..

  3. Vicente Vidal Roca el 25 febrero, 2015 a las 12:49 pm

    Es increible como veo reflejado

  4. Vicente Vidal Roca en Facebook el 25 febrero, 2015 a las 12:59 pm

    Porque nadie puede saber por ti. Nadie puede crecer por ti. Nadie puede hacer por ti, lo que tu mismo debes hacer, la existencia no admite representantes.
    Jorge Bucay

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.