El camino más rápido hacia la soledad

«El infierno está en toda esta palabra:soledad» Victor Hugo

Un alcohólico está predestinado a acabar solo. Solo de muchas maneras:solo en compañía, solo entre ruidos y luces de neón, solo con personas que fingen su cercanía para evitar el conflicto, solo con sus reflexiones empapadas, solo sumergido en su tristeza, solo con su pasado, solo …

El camino para llegar a este estado es,primero la dejadez y luego el aislamiento voluntario.

La dejadez impresiona siempre más cuando es física pero la que verdaderamente preocupa y va muy asociada con ella es la psíquica o emocional. Ésta, es un deterioro caracterizado por la derrota y rendición vital (pérdida de ilusión,desgana y apatía, ausencia de proyectos, tristeza amarga o triste amargura, frustración, vivir permanentemente en el «lo que habría podido ser o hacer»,etc)

Este abandono por culpa de alcohol nos conduce directamente al aislamiento social. Con la excusa de no aguantar a nadie y no soportar a la sociedad, disfrazamos el verdadero motivo:nos apartamos y queremos estar solos porque no queremos beber sin tener que oír más reproches,recriminaciones y reprimendas.

No tengo ninguna duda sobre eso,que el alcohol es el camino más directo y rápido hacia la soledad

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio