«No sé, bebo porque estoy muy nervioso y al menos me calma. Lo estoy pasando mal y al menos cuando voy bebido o drogado no pienso. Es lo único que me quita la ansiedad y la angustia …»

De cada dos acogidas (entrevistas) que hago de varias a la semana y muchísimas durante estos años, una siempre es con la misma cancioncilla y argumento como el que he expuesto: la ansiedad, los nervios, etc.

Hace tiempo deducí por observación, mi trabajo y la experiencia que he ido adquiriendo estos años en el tratamiento del alcoholismo sin necesidad de demostrarlo o documentarme, que hablando llanamente, existen dos grandes grupos de enfermos consumidores: Los que lo hacen por salir, la juerga, el ambiente y su aprendizaje por decirlo de alguna manera sencilla y los que lo hacen como efecto medicación bebiendo o consumiendo otras sustancias porque es lo único que les alivia.

Esa es la mayor trampa que tiene el alcohol y por eso tiene tanto «fan» en su club: Que de tanto beber llegue un momento que en el que ya no lo hagas con la misma frecuencia o intentes parar, te entre mucha ansiedad y te haga beber más.

Cuando alguien tenga síntomas de algún posible trastorno, que acuda a un especialista o cualquier lugar excepto en el de una botella. Porque sobre la botella primero te asomas y miras por dentro, luego acabas por deslizarte y caerte hasta quedar atrapado en su interior.

¿Qué bebes para quitarte la ansiedad? ¡Pues ya sabes, vas a tener dos males: ansiedad y alcoholismo!

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.