El agradecimiento; la mejor medicina.

Tener buena memoria, acordarse siempre quiénes somos y de dónde venimos, saber que somos unos privilegiados por haber recibido instrucción y ayuda profesional cuando más la necesitábamos, y especialmente ser agradecidos, para un enfermo alcohólico que no bebe y está en continua recuperación, evolución, y crecimiento personal … es la mejor medicina que existe.

Dejar atrás la arrogancia y el orgullo, los días de flagelación y tortura mental por las consecuencias del consumo, la falta de credibilidad y respeto que nos ganamos a pulso cuando consumíamos, el recuperar y subir la autoestima y volver a actuar con respeto, responsabilidad, y madurez, es una experiencia tan maravillosa que hay que vivirla para poder describirla con detalles.

Ese inconformismo tan propio del ser humano de que siempre quiere y necesita más sino parece que existe un vacío, los alcohólicos no nos lo podemos permitir, Nuestra recompensa es vivir en paz, tranquilos, sin movidas y conflictos permanentemente, vivir con calme, sentir, contemplar,…

Pienso que cualquier enfermo alcohólico rehabilitado que se tome su dosis de agradecimiento diario tiene muy difícil perder la referencia de su enfermedad, por lo tanto regresar a el estado en el que vivía cuando bebía. Personalmente, aunque sea mucho más complejo, yo lo veo así de sencillo.

 

1 Comment

  1. Martin James en Facebook el 14 marzo, 2016 a las 6:42 am

    Parece facil de decir y dificil de aplicar, lo logico seria pensar que nadie quiere volver al lugar de donde venia ya que era un infierno en vida; el alcohol es tramposo, es el peor truhan posible para jugarle una gran baza siempre te va a farolLeer más ..

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.