El «Acumulado»

 

«¿A qué venía tanta sorpresa? No era la primera vez ni sería la última.» Diane Setterfield

 

«¿Qué ha pasado…,si no he hecho nada para que esto sucediera?» Esta es la típica pregunta que solemos hace con la cara de tonto que se nos pone,que nos coge por sorpresa al vivir una situación que estaba «cantada» con anticipación.

Después de un despido laboral,una ruptura (o una puesta de maletas en la puerta),cuando los padres,familiares,amigos,nos cortan el grifo o nos sugieren que desaparezcamos,o cualquier situación en la que ya están hartos de nosotros y toman la decisión de echarnos de sus vidas.

Los alcohólicos vivimos en un universo paralelo. Vamos de espabilados cuando en realidad no nos enteramos de nada. Tenemos el sentido de la percepción atrofiado. No sabemos interpretar las señales ni leer entre lineas. Nosotros, …a lo nuestro:beber,beber,y seguir bebiendo.

Llega un momento en que agotamos la paciencia de cualquiera. Es cuestión de tiempo,pero nuestra convivencia lo hará posible. Entonces,cuando todo termina …nos preguntamos:¿Pero qué ha pasado,sino he hecho nada en especial?

Pues lo que ha pasado es mucho. No hace falta nada especial o puntual para pulsar el detonante. Lo que hemos hecho no es de un día,ni de un fin de semana,ni del último año. Lo que hemos hecho es romper el bote acumulado de decepciones,rabia,frustración e impotencia durante años y años de nuestra trayectoria y comportamiento alcohólico.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio