Detrás de la embriaguez

 

Cuando me refiero a embriaguez,huelgan las palabras. Cada vez que vemos a una persona bebida,borracha,intoxicada,… hay mucho más que esa apariencia submarginal,bochornosa,y muy desagradable. Hay … muchas caras en la sombra.

Para concienciarse de esta enfermedad hay que llevar la empatía a la máxima expresión de la práctica.. Hay que desarrollar la imaginación e intentar ver lo que no se ve,pero está: Esas caras de algún familiar que está esperando y desesperando para que su ser querido llegue a casa sin más consecuencias que la del lamentable propio estado. Que llegue sin meterse en líos,sin que le pase nada,sin que tenga un accidente,una tragedia,… ¡Qué llegue!

Pero no una,ni dos,ni tres,sino infinitas veces.

La angustia,la amargura,la tortura psicológica,la ansiedad,y la preocupación van acompañando al son el ritmo de esos andares de una persona bebida. Como si de una procesión se tratara,cada paso …es una puñalada en el alma de alguien.

Detrás de cada embriaguez,abuso,o descontrol total por consumo,hay mucho más que alguien «colocado». Hay sufrimiento.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio