Después de …

Después del verano,después de las navidades,después de pascuas,después de mi cumpleaños,… después.

Esa forma de mentirse,excusare,justificarse,y acallar la consciencia posponiendo y atrasando lo máximo posible el tiempo de reacción e intervención al problema es muy propio nuestro,de los enfermos alcohólicos.

Decirnos «después» es decirnos «tal vez» para convertirse en un «más adelante» y acabar siendo un «nunca».

Da igual la forma que tengamos de consumir,el motivo,la causa o desencadenante de la enfermedad,las cantidades o con qué frecuencia bebamos,cómo seamos,…que al final,todos acabos teniendo el mismo patrón de conducta:mentir,mentir,y mentir. Mentir tanto que nos llegamos a mentir a nosotros mismos creyéndonos nuestras propias mentiras. Mentimos con las mismas frases,excusas,argumentos. Empleamos los mismos recursos y adoptamos las mismas formas (negación,presunción de control,etc) que todas nuestras intenciones acaban por perder credibilidad de tanto decirlas y no cumplirlas.

Si me preguntaran a mí hoy en día ¿Cuándo hay que pedir ayuda al conocer que existe un problema? mi respuesta seria contundente:¡Ayer!

Depende de las consecuencias …puede que no exista nunca un después.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.