«No digas:es imposible. Di: No lo he hecho todavía» Proverbio Japonés

«Después de fiestas pararé y cambiaré el modo de beber en que lo hago»

Esa es probablemente la expresión más repetida y utilizada para aquellos con problemas de alcohol que en realidad no quieren dejar de beber.

¡Nunca hay un «después»! Siempre existirá una nueva excusa,sea por euforia o por depresión,para alargar esa decisión. El alcohol o las drogas no nos deja escapar tan fácil. Además,si el problema ya no es un problema sino una enfermedad, las buenas intenciones tienen poco que hacer.

Esta situación no es que sea ridícula,sino muy propia de los enfermos por alcohol o drogas.

Los enfermos no queremos dejar de consumir. Muchas veces, la mayoría, es que ni siquiera podemos. La mejor forma de aliviar nuestro sentimiento de culpa por lo que hacemos, es engañarnos a nosotros posponiendo o aplazando una promesa más que como casi todas … acabará por ser incumplida.

Si de verdad contemplamos acabar de una vez con este infierno, hay que reaccionar ya. Si no sabemos cómo,hay que buscar la máxima información real posible. ¿Real? ¡Sí,real! Real preguntando,escuchando,leyendo,asesorándose por personas enfermas como nosotros que hayan vivido y experimentado este infierno y hayan sabido librarse de él.

No hay una fecha para dejar de consumir, hay un día para empezar a vivir.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.