De un «día más» a un «nuevo día»

«¡Qué pequeñas son mis manos en relación con todo lo que la vida ha querido darme!» Ramón J. Sénder

 

 

¿Diferencia entre continuar bebiendo a tomar la deciisión de recuperarte cuando estás enfermo de alcoholismo …? ¡Vida!

Todo es vida,todo suma,todo aporta y enriquece, todo conspira y se alinea para formar un solo uno.

La «anestesia permanente» que es el alcohol y nos ha tenido atontados tantos y tantos años,poco a poco va desapareciendo para dar lugar a algo tan común pero que nosotros desconocemos:Sensaciones,emociones,…vida.

Todos los años que bebí fueron un calvario. No sólo los días,sino las horas,los minutos,a veces incluso los segundos.Los episodios gratificantes y alegres que tenía del consumo era mera fantasía propia creada para justificar el seguir consumiendo.Cada día que me despertaba era un «día más»:Más de lo mismo. Amargura,enfado con el mundo,despotricar y quejarme sin haber abierto todavía los dos ojos. Una monotonía,rutina,apatía,…depresión y angustia vital.

Fue recuperarme …y todo cambió. Los despertares se convirtieron en oportunidades. Empecé a tener la sensación de que la vida me había regalado un nuevo día.

No importa que suceda nada especial cuando comienza un nuevo día. El hecho de no beber ni tener la necesidad de hacerlo, …es extraordinario.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio