«Dame una excusa de apoyo y moveré el mundo»

 

Haciendo alusión a la mítica frase de Arquímedes, extrapolada al alcoholismo, esta refleja la verdadera realidad de cómo pensamos los enfermos: Sólo necesitamos una excusa y todo lo demás …nos vendrá rodado y como deseamos (o necesitamos, en nuestro caso por enfermedad)

Excusas para beber hay mil, motivos ninguno.

Todos los consumidores frecuentes, con episodios de abuso, o enfermos alcohólicos (crónicos e irreversibles) de alguna manera, necesitamos justificarnos y aliviar nuestra conciencia y remordimiento. Algo nos dice que la cosa no va muy bien. Puede que no hayamos enfermado todavía pero el que es bebedor de riesgo o está en camino, ya sabe que si su consumo es normal o no.

La excusa nace precisamente por eso:Para justificarnos. Por ello no dudaremos en autoengañarnos si es necesario.

Por norma todos solemos empezar a beber por divertirnos, por socializar, alternar, y pasarlo bien. De hecho, muchos bebedores de alcohol siguen sus etapas, controlan, disminuyen y moderan sin enfermar nunca. Pero luego estamos nosotros,los que enfermamos.

Enfermar no es una situación que nos pille desprevenidos o nos sorprenda de un día para otro, sino que es un largo proceso de trayectoria, de frecuencias, cantidades, abusos,y pérdidas de control que se va «cociendo» lentamente.

Cada vez iremos necesitando más excusas para darle un sentido a ese consumo anormal y desproporcionado. Al principio las disfrazaremos de motivo, pero tarde o temprano se nos agotarán los recursos,la lógica y coherencia a nuestra conducta y, si no las tenemos …nos las inventaremos.

[youtube]https://youtu.be/DVg2EJvvlF8[/youtube]

2 Comments

  1. Enrique Román Martinez en Facebook el 18 septiembre, 2015 a las 7:42 am

    Buenos días, a mi no me hacia falta ninguna excusa de apoyo para encaminarme todos los días al bar y beber lo que me apeteciera.Leer más ..

  2. Martin Cifre James en Facebook el 18 septiembre, 2015 a las 5:12 pm

    Probablemente en el alcohol hayamos encontrado el refugio para escondernos y enfrentarnos a nuestros miedos interiores, el alcoholico es temeroso y la sustancia actua como elixir magico que cura todos los males y si nos los ‘espanta’, pero el peLeer más ..

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.