Cuando ya no existe otra alternativa

 

«Si no se modera tu orgullo,él será tu mayor castigo» Dante

 

Los sucesivos intentos y experimentos para dejar de beber o para «aprender» a controlar, se pueden hacer durante un tiempo (aunque este sea muy largo,y especialmente más para los familiares) pero además de que probablemente no den resultado y por el contrario,empeoren la situación y la conviertan en más violenta, llegarán a un punto crítico de actuación con dos elecciones posibles: O se pone en tratamiento o se sigue y …

Cuando ya no existe otra alternativa,queda el tratamiento. Queda un mundo de posibilidades que nada tiene que ver con esos parches o intentos desesperados para seguir bebiendo: dejarse ayudar,tratamiento,ayuda profesional,programas de desintoxicación y deshabituación,grupos de apoyo,etc.

No se puede nadar a contracorriente en el océano del alcohol. Este es un mar demasiado virulento y tempestivo en el que lo único que podamos lograr es nadar,nadar,y nadar, para acabar muriendo en la orilla.

La obstinación,el empeño en negarse a recibir ayuda o aceptar la enfermedad,la soberbia,prepotencia y orgullo en un alcohólico ,más que fruto de su carácter,suele ser de su enfermedad.

PD: Me resisto a que una marca de alcohol se haga propia una canción que nada tiene que ver con el consumo y de uno de los más grandes de la música española. Esta no es la canción de la marca,esta es una canción de mi generación y de muchos que la compartieron.[youtube]http://youtu.be/s06ZesIakhk[/youtube]

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.