«… cuando la mejor victoria es aceptar una derrota.»

 

«Los más obstinados suelen ser los más equivocados, como todos los que no han aprendido a dudar» Samuel Butler

 

Reconocer la derrota ante la botella …¡He ahí el gran triunfo!

Muchas veces nos empecinamos en  buscar la solución en todas partes menos donde en realidad está. Esa tozudez y obstinación suele ser muy propia en nosotros,los enfermos alcohólicos. Queremos buscar la culpa de todos nuestros males en cualquier lugar menos donde realmente se esconde.

A veces hay que perder para poder ganar.

Aceptar y reconocer que el alcohol nos ha vencido es ganar una gran batalla:la primera y la más importante.

No se puede nadar a contracorriente,no se puede luchar permanentemente contra un enemigo invencible. Es mejor ceder.

Es curioso: Me rebelé durante años y años a aceptarlo aumentando mi autodestrucción. Lo único que conseguía cada vez que quería «saber beber» y «aprender a controlar» era desgastarme más y dejar pasar la vida a través de una copa. Un día,comprendí que no es que hubiera perdido la guerra,sino que esa guerra en la que estaba luchando … no era la mía.

Cedí,entregué las armas, acepté la derrota y cambié de rumbo. Lógico que con el tiempo vas comprendiéndolo mejor y que,a medida que te vas recuperando, te das cuenta de ello.

Hoy en día sigo siendo alcohólico (lo seré de por vida),el alcohol es más poderoso que yo, pero ya no me desgasto luchando contra él. Ahora,simplemente el recorrido de mi vida transcurre por otras sendas.

En definitiva;me siento que he triunfado. ¿Los méritos? Los méritos que se los quede la botella. ¿Yo …? Yo me quedo con mi vida,esa que conseguí recuperar.

 

2 Comments

  1. Martin Jaume Pons en Facebook el 6 mayo, 2015 a las 7:23 am

    Es un planteamiento taoista como el junco que se dobla ante una riada de agua, ser flexible y aceptar que hay cosas mas poderosas que nosotros en las cuales lo razonable es ceder.Leer más ..

  2. Duo Son Manera en Facebook el 6 mayo, 2015 a las 8:34 am

    Se le puede dar las vueltas que se quiera, usar metáforas o perderse en filosofías. Lo cierto es que las drogas son perjudiciales y el alcohol es una droga. Mejor pasar el día sin él. Y mañana igual y pasado y el otro…
    Salud.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.