Cuando él del espejo eres tú…

 

«Nunca es igual saber la verdad sobre uno mismo que tener que escucharla por otro» Aldous Huxley

Para los enfermos alcohólicos no hay espejos que valgan …todos,reflejan una imagen que no es la nuestra.

Se dice que se puede engañar a todos menos a uno mismo, pero cuando estás enfermo de alcoholismo, ..ni eso. Somos capaces de llegarnos a creer nuestras propias mentiras,absurdos, y excusas. Probablemente forme parte de la patología.

La cuestión es que la imagen que se proyecta a través del reflejo del espejo, nos llega distorsionada o mejor dicho,en tono sarcástico,edulcorada.

Los alcohólicos tenemos el sentido de la percepción deteriorado:sólo vemos lo queremos mirar y escuchamos lo que queremos oír.Por eso se hace tan difícil y complejo que comprendamos la realidad,que no entendamos cuando los que nos aman nos dicen la verdad,que tengamos una visión tan modificada y manipulada a nuestro gusto.

Cuando él del espejo eres tú … no nos gusta. Nos repugna y decepciona. No queremos ver la imagen que proyecta,sino queremos imaginar la que a nosotros nos interesa. Y,si en algún momento nos llega,recurrimos a la botella para borrarla.

Los espejos pueden ser feos,grandes,pequeños,barrocos,sucios,rayados,incluso borrosos,pero todos deben reflejar la imagen del que se mira.

Para un enfermo alcohólico llegar a reconocerse en el espejo,aunque lo proyectado no le agrade,ya es un paso de gigante,porque sólo viendo la realidad podremos trabajar para cambiarla.

[youtube]http://youtu.be/WZhfr7JYacc[/youtube]

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.