Cuando el alumno está preparado aparece el maestro

 

Esta expresión a la que le quieren atribuir distintos significados y rodearla de misticismo o cierto aire de sabiduría, yo la interpreto muy claramente especialmente extrapolándola al contexto del alcoholismo:

Si uno no quiere dejar de beber, …ya puede ir a centros, especialistas, utilizar técnicas, métodos, alternativas o lo que sea, que por mucho que haga,no conseguirá dejar de beber.

Quiero trasmitir que cuando se pide ayuda de verdad, existe una predisposición, y se toma una actitud humilde y honesta para recuperarse, muy probablemente «el maestro» aparecerá, o lo que es lo mismo, cualquier centro,asociación o profesional preparado para orientar y guiar a una persona que pretende dejar de beber, podrá ayudar al «alumno» (al bebedor que en este caso quiere recuperarse) a conseguirlo.

A mí, personalmente, que si no recuerdo mal la leí en «El monje que vendió su Ferrari», fue una frase que me abrió los ojos. Después de millones de intentos para dejar de beber siempre con el mismo resultado,fracaso tras fracaso, comprendí que si yo no ponía de mi parte, cualquier enseñanza, técnica o método, sería inútil en mi iniciativa.

Es increíble y asombroso lo que puede hacer la actitud y el deseo de la propia persona ante cualquier reto de superación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio