Creerse menos enfermo

«Cada vez sospecho más que estar de acuerdo es la peor de las ilusiones» Julio Cortazar

Comparar el consumo propio con el de los demás lo único que puede trae es confusión y una errónea percepción de la real enfermedad que se padece.

Porque sólo bebamos alcohol de menos graduación (cerveza o vino,normalmente alcohol fermentado frente a destilado),o lo hagamos con menos frecuencia (no bebo todos los días o nunca se me ocurriría beber entre semana),menor intensidad (aunque beba a menudo nunca me emborracho o pierdo el control),o el simple hecho de no combinar o alternar el alcohol con otras sustancias  (bebo pero al menos no tomo drogas), no hace que seamos «menos enfermos».

A la enfermedad le importa muy poco como lleguemos a ella,pero lo que está claro es que una vez llegado a ese punto,las formas,maneras,modos,cantidades,frecuencias o intensidades,tipos de bebidas o sustancias,ya es el «problema» menor,porque los patrones de conducta probablemente serán los mismos o muy similares y el enfermo sólo podrá parar el consumo mediante tratamiento.

De hecho,el enfermar de alcoholismo es un proceso muy largo. No sucede nunca de un día para otro. Incluso,no se pasa de ser un bebedor social o moderado a un bebedor enfermo. Antes existe un paso previo (digamos el «paso de las advertencias») que algunos le llaman «bebedor de riesgo.Es esa fase del consumo en que nuestra forma de hacerlo ya delata grandes problemas o futura enfermedad si no le ponemos remedio.

Hasta ahora,para abreviar me he referido a formas de consumo,pero en manifestaciones de los comportamientos sucede exactamente lo mismo:no es necesario ser violento,haber perdido el trabajo,tener detenciones,alcoholemias,escándalos,abusos constantes o pérdidas de control para ser alcohólico. A veces,conductas camufladas socialmente pero «practicadas»· personalmente como la mentira,manipulación,irresponsabilidad,etc fruto del consumo,pueden ser suficientes para que a través de él enfermemos.

Si se está enfermo,independientemente por el motivo que sea,no es bueno creerse menos enfermo,porque eso más que ayudar,empeora la situación y el posible abordaje del tratamiento.

 

[youtube]http://youtu.be/t5zWfADKgGk[/youtube]

1 Comment

  1. Enrique Román Martinez en Facebook el 24 febrero, 2015 a las 8:09 pm

    Buenas tardes, yo no soy ni la mitad de enfermo/a que este/a, esos son tonterías que se dicen para justificar lo consumos propios.Leer más ..

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.