Comprender la enfermedad

“El sabio puede cambiar de opinión,El necio,nunca” Kant

Antes de iniciar un tratamiento,a pesar de haber visto correr alcohol en mi propia casa,en la de los vecinos y zona donde vivía,en mi adolescencia y especialmente en mi propio consumo que me llevó a enfermar, pensaba que “eso” del alcohol era muy simple y que no había mucho que entender:sabías o no sabías beber.

Una vez que me metí y comprometí en el mundo de la recuperación alcohólica,comprendí por qué esta enfermedad es tan compleja y la padecen o sufren millones de personas en este mundo.

Aquello que me parecía sencillo y de consecuencias insignificantes, ese “mal hábito” que ni tan siquiera consideraba droga y lo mencionaba como “un problema de alcohol”,resultó ser una terrible y devastadora enfermedad,crónica e irreversible en la que no las consecuencias ya no me afectaban a mí solo,sino a todas las personas que tenía alrededor.

Me di cuenta que cada día que pasaba,más descubría. Lo jodido es que hoy todavía me sigue pasando (gracias a Dios,porque eso hace que no me confíe).

Cuando empecé hace casi diez años a escribir dos reflexiones diarias,exactamente lo mismo cuando empezamos los socios de la asociación a dar terapias a diario,me decían con buena intención pero errada que me “quedaría” sin temas.

Actualmente pienso que todavía me quedan infinitas temáticas asociadas o relacionadas por tocar.

Me (nos) queda mucho que entender,comprender y aprender. Eso me da fuerzas,motivación e inspiración para reflexionar y recordar algo que jamás pienso olvidar;que soy alcohólico

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio