Complicaciones gratuitas

 

«Ni tu peor enemigo pede hacerte tanto daño como tus propios pensamientos» Buda

 

Ser dependiente del consumo, entre muchísimas otras problemáticas, te hace complicarte la vida gratuitamente.

Beber grandes cantidades, con frecuencia, en exceso o abuso, es una manera de destruirte y borrar un posible futuro.

¿Hay alcohol? Entonces no hay proyecto de vida, no hay ilusiones, nos hay soluciones coherentes,no hay argumentos lógicos y con sentido de existencia, no hay,por abreviar, …nada que vaya bien.

Cuando uno está atrapado en este infierno y decide abandonar el consumo y dejarse ayudar, lo difícil se le hace más fácil,lo complicado,más simple.

Muchas veces los enfermos que iniciamos una rehabilitación pretendemos solucionar todas las consecuencias de nuestras conductas durante el consumo. Hasta ese extremo no se llega tan fácil, y mucho menos por la vía de una abstinencia temporal, pero sí que mejora todo lo que acontece en adelante desde la decisión. Especialmente el «descansar» de complicaciones,entramados,paranoias y conspiraciones,manipulaciones, y vivir permanentemente en el engaño y la mentira.

Uno, por primera vez después de muchos años, …descansa. Se alivia,relaja,fluye… El simple hecho despertar sin preguntarse: «¿Cuánto la «jodí» ayer?» es una sensación de paz y bienestar sumamente agradecida que otra persona que no haya pasado por esto le puede resultar complejo comprenderlo.

No alcohol,no complicaciones.[youtube]http://youtu.be/XLTQt3WwQX4[/youtube]

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.