Compararse

¿Qué no forma parte de la auténtica y efectiva recuperación alcohólica?:

No forma parte la simple abstinencia o la misma por coacción, condicionamiento y obligación, ni para demostrar.

No forma parte la inmediatez y la impaciencia, las prisas en general, los atajos para llegar antes, los autoprogramas “a la carta”, …

No forma parte el pataleo, la inmadurez, las rabietas, el “todo me va mal” o “tengo muy mala suerte”, los enfados con el mundo, con las personas en general, … con uno mismo.

No forma parte la auto-compasión, el victimismo, el pobre de mí, las lamentaciones, ni “lo que pudo ser si …”

No forma parte echar la culpa a al sistema, a la sociedad, a los médicos, psicólogos, profesionales en general, centros y asociaciones de ayuda, o cualquier lugar donde te puedan orientar.

No forma parte el querer que te hagan el trabajo los demás, la manipulación, la dependencia emocional, el absorber la energía y chuparla como vampiros a los que nos rodean, …

Después la gente, por ignorancia, curiosidad,o simple desconocimiento me pregunta: ¿Para qué sirven las terapias?

Bueno, pues el resumen sería ese: Hacer que todo lo que resumidamente he citado … no forme parte.

Olvidemos por un momento las causas y consecuencias que nos han llevado hasta enfermar e imaginemos que somos de esos privilegiados que tenemos la oportunidad de recuperarnos. La solución y el resultado dependerá de la capacidad y compromiso de responsabilizarse de su propia recuperación.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio