Codependencia

Una cosa es ayudar y la otra enfermar por intentar hacerlo. Pero a veces el amor del familiar por ayudar se llega a convertir en compa- sión, vocación, y altruismo obsesivo que les hace enfermar porque, por mucho que se intente ayudar, el enfermo no se deja y se entra en una espiral de “siempre la misma historia”, adquiriendo un rol de cuidadores, motivadores y guardianes de personas con un perfil muy complejo que por su enfermedad, acaban por utilizar y manipular con continuas mentiras, promesas y engaños.

Me gustaría hablar cada día de codependencia porque sé y soy consciente de que muchas personas la sufren, pero es un tema igual o más complejo que el alcoholismo en sí, ya que estas personas enferman también sin necesidad de consumir sino sólo por el hecho de querer ayudar.

Hay que tener muy claro que no por intentar ayudar más, se es mejor. Ni tampoco por ignorar o decir las cosas directas al enfermo se es el “malo”.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.