Camuflar los consumos.

No simplemente el hecho de beber a escondidas, ya que este es un verdadero síntoma de que algo va muy mal, sino el beber en diferentes lugares o disimulando lo máximo posible para no levantar sospechas o evitar posibles reproches y recriminaciones.

Siempre he mantenido la idea de que quién tiene un consumo sano y responsable, no tiene nada que ocultar en su forma de consumir.

Sin embargo, por el contrario, cuando ya negamos cantidades o frecuencias, la cosa empieza a irse de nuestras manos.

Todos los que hemos enfermado y desarrollado esa necedidad, sabemos de sobra que debemos ocultar, omitir, o continuanente disimular para no delatarnos ante los demás y de las advertencias que nos han ido haciendo durante mucho tiempo.

La misma sugerencia de siempre: ¿Ocultamos, mentimos, o disimulamos los consumos? ¡ Hay que pedir ayuda inmediatamente!

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio