Camino sin retorno

Probablemente la palabra camino es la más recurrida en metáforas para nuestro devenir y pulular por esta vida,pero cuanto más la extrapolo al contexto alcohólico,más intensidad adquiere.

El alcoholismo,entendido como debe entenderse,el enfermar por uso y mal uso del alcohol,es una vía de una sola dirección:No hay retorno,no se puede dar marcha atrás,no se puede hacer un giro brusco y volver al principio,ni tan siquiera existen «varias» opciones. ¡Sólo hay una:La recuperación!

Pues para aquellos que somos tan afortunados por llegar a ella,la historia se repite a la inversa:La recuperación,al igual que la enfermedad,también sólo tiene una dirección única. Ante una enfermedad irreversible y crónica,debemos actuar,intervenir y aplicarnos con mucha firmeza y fortaleza. el camino sigue siendo de la misma manera (hacia adelante sin posibilidad de retorno) pero con un matiz que significa una gran diferencia: El primer camino no conducía al infierno,el segundo (la recuperación),…a la vida.

A algunos nos encanta,ante la evidencia,dudar y complicarnos,

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio