» …cambia un poquito el mundo»

 

«Todos piensan en cambiar el mundo,pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo» Tolstoi

 

Cada vez que cambiamos nosotros,cambia un poquito el mundo.

A veces nos da la sensación que todo va despacio,a cámara lenta,muy ralentizado. Los alcohólicos que nos recuperamos, especialmente porque mientras consumíamos y teníamos las conductas propios de este, la inmediatez, esa búsqueda de resultados rápidos nos desbordaba. Toda acción que emprendíamos queríamos una recompensa inmediata. Esa fue nuestra «educación alcohólica».

Cuando entras en el mundo de la paciencia, la constancia,la tenacidad y el hacer las cosas despacio pero bien hechas,el proceso de la valoración de los resultados cambia pero ello no significa que no ocurra.

El ejemplo más claro está en nosotros mismos: Al dejar de beber después de durante muchos años haberlo hecho,inmediatamente a  esa acción hay una reacción. Una reacción propia,por supuesto,y colectiva. La familia,los amigos y el entorno en general mejoran con nuestra evolución. Todo se ordena como un puzzle. El efecto dominó que producimos en los demás es incalculable e inimaginable.

La tendencia natural es, que pasado un tiempo y no seamos capaces de valorar lo que hemos conseguido con nuestro esfuerzo y superación, nos vengamos un poco abajo creyendo que nada ha cambiado. Pero la realidad es muy distinta:cada vez que un enfermo alcohólico reconoce su enfermedad,pide ayuda,y se pone en tratamiento, otras muchas «vidas mustias» florecen.[youtube]http://youtu.be/RkZC7sqImaM[/youtube]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio