«Bebo para tranquilizarme»

 

Emplear el alcohol como medicación es confirmar el ya sabido «peor el remedio que la enfermedad».

Si es cierto que mucha gente lo hace,incluso me atrevería a afirmar que más de la mitad de los enfermos alcohólicos.

Somos una sociedad «maledeucada» y «malenseñada»:Siempre etiquetamos,estereotipamos,y categorizamos hasta en las cosas más complejas y difíciles de hacerlo.

Nos educamos con la falsa creencia de que todo el mundo que bebe mucho es por motivos de interacción social (timidez,complejos,miedo a relacionarse,ligar,conocer gente,alternar,…) cuando eso es probablemente muy característico del inicio,en los primeros escarceos con el alcohol y en una etapa de adolescencia o juventud.

Pero en realidad la cosa es diferente por varios motivos:

En primer lugar porque el consumo no es sólo cosa de jóvenes sino apto para todos los públicos. (curiosamente,una de las tipologías que más crece silenciada y pasando desapercibida es el alcoholismo femenino,caracterizado generalmente por beber a solas y a escondidas)

Por otra parte porque aunque lo social es muy importante y relativo con el consumo,el verdadero «atractivo» del alcohol en etapas adultas es su efecto inicial  desinhibidor y sedante.

Se convierte en un gran remedio contra la depresión,soledad,tristeza,amargura,frustración,…

Buscando incesantemente este efecto conseguimos que cada vez bebamos más (en cantidades y frecuencias) y tengamos más necesidad de él porque actúa de anestésico emocional

La excusa es perfecta. «¡Tú no lo entiendes,bebo porque es lo único que me quita los nervios!»

Me tiré muchos años utilizando esta excusa. Decía que necesitaba consumir porque era lo único que me quitaba la ansiedad y los nervios. Afortunadamente descubrí que era sólo eso,una excusa. El alcohol,por mucho que queramos justificar,nunca hace de medicación sino todo lo contrario;de potenciador.[youtube]https://youtu.be/amsTAE6h7v4[/youtube]

3 Comments

  1. Maria Gema Sanz Oxinaldi en Facebook el 15 agosto, 2015 a las 4:53 pm

    Justificaciones mil!!!

  2. Ricard Valls en Facebook el 15 agosto, 2015 a las 10:52 pm

    Y buscando tranquilizarnos acabavamos dando tumbos….

  3. Martin Cifre James en Facebook el 16 agosto, 2015 a las 3:31 pm

    El alcohol es ante todo un gran farsante, es como vender tu alma
    al diablo a cambio de fama o riqueza y a cambio tu alma pasara por el purgatorio pero el que ha padecido un alcoholismo incipiente sabe lo mal que se pasa en los momentos mas baLeer más ..

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.