Autoconvencerse

«A los que corren en un laberinto,su misma velocidad los confunde» Séneca

 

Convencerse de lo que estamos haciendo es algo normal,engañarse pensando que nuestro consumo no es para alarmarse ni exagerar tanto,buscar justificaciones de un por qué de nuestra manera de beber,y en definitiva evitar aceptar la realidad engañándose a sí mismo,son conductas muy características de la enfermedad.

Necesitamos este tipo de recursos como mecanismos de defensa y respuesta a los ataques o reproches constantes del entorno familiar y cercano.

Todo lo que podamos conseguir por vía del camuflaje (esconder,disimular,parchear) nos servirá durante un tiempo,pero al final una enfermedad como el alcoholismo acaba siempre brotando y emergiendo de manera que de hace visible a los demás.

La continua recriminación nos conducirá a dar pequeños pasos hasta llegar al autoengaño total.:comenzaremos comparándonos con el consumo de los demás,cada vez lo normalizaremos más dándole un carácter social,cultural o tradicional,y a medida que aumentemos las cantidades y acortemos las frecuencias,más deberemos desarrollar y ampliar nuestro repertorio de excusas y mentiras.

El convencimiento de que algo malo está bien,es necesario para sobrevivir dentro de la enfermedad.

Sólo se suele tomar conciencia una vez cuando se empieza a escapar de ella.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio