Angustia crónica

 

Hablamos mucho de enfermedad, de alcohólicos, de sufrimiento, consecuencias, conductas, tratamientos, etc. pero tenemos la tendencia a olvidarnos de lo que en principio no parece tan grave porque nos habituamos a ello y lo normalizamos: La angustia que viven los familiares y la forma en que ésta se vuelve crónica de tanto tenerla.

Tener angustia, ansiedad, preocupación constante, permanente, a diario, …a cada instante, es un maldito infierno insufrible. Sí,es cierto que la enfermedad de los familiares se llama codependencia, pero yo le añadiría el crónico o duradero, en su defecto. porque aunque el enfermo se ponga en tratamiento y se vislumbre una recuperación en él, estos no se fían ni se tranquilizan aún años después.

Tal vez acostumbrados a sufrir ya ni se quejen, pero cuando oyen una llamada …el corazón se les sobrecoge.y sufren un sobresalto incluso mucho tiempo pasado desde que el enfermo ya no bebe.

Esta posible «cronicidad» en la que entra también siempre la duda del «¿Volverá a beber?» es terrible.

No es falsa modestia ni humildad pero cada día que pasa y más trato esta enfermedad, más veo los efectos devastadores que conlleva.

[youtube]https://youtu.be/05_f4b4UHu0[/youtube]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio