Ahí viene el sol… y digo: ¡Está todo bien!

 

«Quiero ver las ovejas»

Tras una negociación muy dura de más de veinticinco años,conseguí decir ¡Basta!

No fue fácil ni para mi ni para nadie que hizo o está haciendo lo mismo. El alcohol es un gran negociador,seductor y muy convincente:siempre tiene motivos o argumentos para que le acompañes en su camino.

Empieza por hacerte reír o darte esa seguridad que tú mismo no eres capaz de tener por sí solo. Entra en tu vida desde muy joven y dirige tus pasos hasta que poco a poco,sin darte cuenta,ya forma parte de tu esencia y existencia.

A veces,más que escribir me gusta pensar en voz alta. Hoy es un día de esos. Un día en que como cada mañana me despierto muy temprano,sin angustia,sobresaltos o remordimiento. Me levanto feliz,independientemente del día que sea y lo que se haya celebrado en la víspera anterior. No tengo en ningún momento la sensación de haberme perdido nada;todo lo contrario,de ganarlo.

Desayuno sin temblores,pienso sin confusión,abro los ventanales y tengo la absoluta confianza de,como dice el fenómeno de George en la canción de este post, …que va a llegar el sol y todo va a salir bien.

No tengo la necesidad de convencer a nadie pero tal vez sí de trasmitirlo. Jamás,mientras bebía,pensé que podría contemplar algo tan hermoso y simple como es la propia vida.

Bon Diumenge

[youtube]http://youtu.be/xfMWJi4req4[/youtube]

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Scroll al inicio