¡Sin negociaciones que valgan!

El concepto “negociación” en la mente de un alcohólico, significa que siempre vence el consumo.

Muchas veces nos planteamos, dudamos, pensamos si seremos capaces o podremos lograr parar con todo lo que se nos viene encima y acumula por culpa del abuso o mal uso del alcohol. Todo eso son pensamientos para confundirnos y auto-sabotear nuestra mente para despistar la verdadera intención; beber.

El punto de partida, y lamentablemente el de llegada en la mayoría de ocasiones, no es querer dejar de beber sino continuar pero sin padecer las consecuencias por ello. Cuando esto sucede, antes de “separarnos” de nuestro auténtico amor (la botella), desviaremos la atención hacia todas partes con tal de no querer aceptar el daño que nos hace.

Todo esto no son más que negociaciones no para dejar de consumir, sino para continuar.

Es como si de alguna manera buscáramos excusas y justificaciones en nuestro interior para darnos a nosotros mismos la aprobación aún sabiendo que no lo estamos haciendo bien.

Todo es una ilusión, una falacia y engaño, una trampa.

Si tienes problemas de abuso de alcohol, de consumo prolongado, de falta de control, de riesgo o ya has enfermado … ¡No hay negociaciones que valgan! La única opción es el tratamiento y recuperación.

 

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.