Identificarse, comprometerse, participar

Tal vez hayamos visto muchas películas o la palabra terapia esté en desuso y confunda. Ya no digamos “terapia grupal”, que al implicar un colectivo se generaliza más, pero la cuestión es que la realidad sobre la conciencia y la comprensión de estos grupos está totalmente ignorada por el grueso de la sociedad.

El hecho de poderse reunir con personas que padecen el mismo problema y comparten las mismas experiencias, que sufren la misma ansiedad y angustia por estar esclavizados y tienen la misma dificultad que nosotros no nos curará, pero como mínimo nos enseñará que no somos el ombligo del mundo y que nuestros problemas no son exclusivos.

El efecto espejo: vernos reflejados e identificarnos con hábitos, conductas y comportamientos porque tenemos un problema común, es la mayor escuela que existe para el aprendizaje, las estrategias y la comprensión para solucionar el qué, por qué y cómo.

Las fases del proceso de la recuperación – que a su vez es meta y objetivo a alcanzar son las que son y punto. Buscarle atajos, alternativas diferentes para reducir el esfuerzo y similares, no es más que excusa o en su defecto, ambigüedad.

Así como existe un proceso para enfermar también lo existe para recuperarse.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies