El mes más tonto del año

 

“En la vida hay tres clases de personas:las que saben contar y las que no” Homer Simpson

 

Parece absurdo pero es de este modo. Noviembre es un mes en el que pensamos que es una tontería fijarnos un propósito. Especialmente con el alcohol.

Pensamos: ¿Para qué voy ahora dejar de beber?¿Mejor espero que pasen las navidades,no?

El problema no está en el planteamiento,sino en la poca importancia y respeto que le tenemos al alcohol.

En primer lugar,dejar de beber nunca tiene que ser un “propósito” como hacer dieta,ir al gimnasio,o apuntarse a unas clases de idiomas. Un enfermo alcohólico no deja de beber por propósito,sino por enfermedad. Se sobreentiende que esa necesidad de parar los consumos y ponerse en tratamiento es prioritaria,urgente,y vital.

Por otra parte,posponer fechas cuando está la salud en juego es jugar a la ruleta rusa con todas las balas en el cargador.

Si me preguntan cuándo debe de dejar de beber un enfermo alcohólico,automáticamente les respondo que ayer.

Me gusta empezar los lunes con optimismo y repetir el mismo mensaje una y otra vez:da igual el día,la hora,el mes,si tienes problemas con el alcohol y el consumo está conduciéndote a la destrucción,ponte en tratamiento. De esta enfermedad …se sale.[youtube]http://youtu.be/zzFV9qb-h1U[/youtube]

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.