Desubicados

El dejar de consumir después de muchos años de hacerlo,y de algún modo como compañero de aprendizaje,te deja en un estado de desubicación,de vacío y confusión: No te sientes bien ni con unos ni con otros.

Es una enfermedad invisible. Los demás pueden sospechar que tenemos problemas (graves problemas) cuando consumimos con frecuencia,grandes cantidades,constantes abusos y excesos,o normalmente rozamos un estado de intoxicación. Pero cuando empezamos a recuperarnos y ya no consumimos, en la abstinencia la enfermedad vista por los otros,parece que ya no existe o ha desaparecido (cosa muy preocupante ya que es crónica e irreversible y aunque no consumamos,a pesar que a muchos no les guste,nos acompañará toda la vida).

Entonces es cuando sucede un efecto paradoja:Tendríamos que estar contentos porque al no consumir ya no tenemos las consecuencias negativas y el entorno o ambiente familiar empieza a relajarse relativa y progresivamente,pero en lugar de eso,nos sentimos inestables incluso con episodios de tristeza y sensación enorme de vacío porque no nos sentimos cómodos interaccionando y relacionándonos socialmente. El motivo es evidente:No sabemos todavía vivir sin consumir.

Un programa y tratamiento te va dando herramientas para que te adaptes y anticipes a todo este tipo de situaciones extrañas y contradictorias que en un principio ni tan siquiera imaginabas que ocurrieran. De ahí que la recuperación  no sea tan simple como sólo dejar la sustancia.

Esta desubicación entra dentro de la lógica de un proceso de deshabituación y rehabilitación de la enfermedad, pero debe ir acompañada de una evolución a medida que pasa el tiempo y trabajamos nuestra enfermedad.

En resumen,está claro que en un principio,todo sin alcohol nos parecerá soso,aburrido,y nos costará volver a aprender y construir una vida sin la sustancia,pero eso no es más que una fase necesaria por la que hay que pasar.

La recompensa es inmensa y me atrevería a decir indescriptible, que sin cambio total de la vida anterior, las actitudes, compañías, adquiriendo amor, esfuerzo, comprensión,  y mucho, mucho, muchísimo trabajo,…no se conseguirá.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.