Blog

Ilusion no fantasia

A veces, la vida tiene un plan muy diferente del que tú mismo diseñaste. Comprendo que todos los alcohólicos o drogadictos nos resistamos a estar enfermos. Entiendo que a nadie le gusta esta etiqueta tan asociada con persona mala, desequilibrada, inestable, y estereotipada hasta el extremo del estigma. Pero, como siempre afirmo y me mantengo…

Leer más

Reinventarse

No se puede dejar de beber y continuando siendo el mismo. Si eso sucede, algo va mal en la recuperación. No es que se deba de cambiar, sino que el cambio debe venir solo. Al desaparecer la intoxicación de nuestra mente, aunque esta haya sido durante años o décadas, nuestra perspectiva desde la sobriedad y…

Leer más

¿Vergüenza de reconocer y aceptarme cómo alcohólico?

¡Vergüenza no, alivio! La vergüenza la tenía cuando bebía e iba comportándome como un descerebrado, anestesiado por los efectos del alcohol, con conductas ofensivas y soberbias, destruyéndome y destruyendo todo lo de mi alrededor, actuando patéticamente, y siendo inoportuno, imprudente, intolerante, con todas las personas, especialmente con mis seres queridos que tanto me han estimado.…

Leer más

La recuperación es personal

No dejes de beber nunca para complacer a nadie porque ese “nadie” acabará por no ser motivación suficiente para ganar esta batalla. Ámate a ti, gústate, cree, recupera la confianza, la ilusión, las ganas de volver a ser el qué fuiste una vez antes de sucumbir y dejarte seducir por el alcohol. Si uno se…

Leer más

Dejarse una puerta abierta

En el argot alcohólico “dejarse una puerta abierta” es una posibilidad de volver a beber algún día. ¿Cómo puede suceder eso si nos hemos rehabilitado? La respuesta más inmediata y fiable es que esa rehabilitación no la hemos hecho como correspondía y algo ha fallado o no nos hemos reforzado lo suficiente. Una puerta abierta…

Leer más

Serenidad

En la recuperación no forma parte la inmediatez y la impaciencia, las prisas en general, los atajos para llegar antes, los programas a la carta. No forma parte el pataleo, la inmadurez, las rabietas, el “todo me va mal” o “tengo muy mala suerte”, los enfados con el mundo, con las personas en general y…

Leer más

Los familiares

Los rostros desencajados, las caras de desesperación y angustia, su comunicación no verbal, las miradas, los gestos y ademanes, la postura corporal  y su expresión cuando “dejan” que el enfermo explique su rollo personal para justificarse con sus excusas de siempre, un simple parpadeo en una frase que delata mentira, un asentimiento o movimiento de…

Leer más

El camino se demuestra andando

Los alcohólicos utilizamos con frecuencia verborrea y el pregonar “intenciones” para luego , con dos copas, no hacerlas o tener una idea diferente. Siempre estamos fantaseando y apegados al “yo haré”, creando expectativas alcohólicas (esas que se dicen pero ni siquiera se emprenden) o comenzando proyectos y emprendiendo nuevas aventuras de las que a los…

Leer más

El mundo no tiene la culpa de que nosotros hayamos enfermado.

Aunque hayamos dejado de beber pero continuar con esa actitud infantil y de pataleo en la cual, por estar enfermos de alcoholismo, sentirnos decepcionados y desilusionados con todo y todos compadeciéndonos de que no tenemos oportunidades o nos discriminan, aunque fuere cierto … no es la correcta ni apropiada de alguien que de verdad quiera…

Leer más

Abuso, perdida de control

Al hablar de alcoholismo parece que sólo lo hacemos cuando el consumo de alcohol llega a un extremo que por diversos factores o condicionantes como las cantidades o la frecuencia nos crean dependencia,tolerancia,y otras conductas. Es una manera de generalizar y reducir el amplio “abanico” de consecuencias que abarca el alcohol. Entre esas posibles consecuencias…

Leer más