Ayudarse así mismo

La caridad bien entendida empieza por uno mismo.

¿Cómo podré ayudar a los demás si no soy capaz de ayudarme a mí mismo?

¡Aquí comienza todo!

¿Soy alcohólico o drogdicto? Pues no tengo un problema sino más bien una grave enfermedad que además es muy destructiva, tanto para mí como para los que me rodean y me quieren.

Por lo tanto, si quiero estar bien con los demás y dar lo mejor de mí, tendré que ser egoísta inicialmente para comenzar por aprender a quererme, respetarme y gustarme.

Ese es el primer paso. Si se cumple, luego podemos transformar ese egoísmo en altruismo, solidaridad, bondad o la clave auténtica del éxito; Amor.

¿Pero eso es una postura muy egoísta?- me insinuaban o decían directamente a mi careto cuando elegí esta vía en mi recuperación alcohólica.

¡No señores, no! Ser egoísta para salvar la vida no es ser egoísta, es ser altruista con la persona a la que más debes cuidar: a uno mismo.

Porque si uno consigue estar bien consigo mismo, luego podrá estarlo con el resto de las personas.

Lo siento mucho, yo no he inventado el mundo pero esto funciona así.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para escribir un comentario.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies